Callada solemnidad y fuerza viva

Obra de Maisel López. Foto: Ilustrativa

El mausoleo que honra al Apóstol, en Santiago de Cuba, conserva el silencio solemne de la manigua, en las horas que siguieron a su muerte, el 19 de mayo de 1895. Hoy solo es interrumpido por los acordes de la elegía a José Martí, que compusiera el Comandante de la Revolución Juan Almeida Bosque.

Sus restos son custodiados, sin descanso, por una guardia de honor; las flores blancas no faltan; la bandera cubana reposa en su tumba, y el sol cae todo sobre él, a lo largo del día.

Este espacio, uno de los más entrañables del cementerio Santa Ifigenia, a los pies de la Sierra Maestra, honra la vida y obra del más universal de los cubanos, en un silencio que asemeja al relatado por testigos de su muerte, y que historiadores y periodistas han contado por 125 años.

A solo unas horas de la muerte de Martí, «mandaba el silencio. Era como si todo hubiera acabado ahí mismo, como si la guerra no siguiera», recreó el periodista cubano Manuel Lagarde.

El Maestro había llegado a Dos Ríos unos días antes de que las balas alcanzaran su cuerpo. Allí estuvo en campamento mambí, tras jornadas de largas caminatas por el monte. A pesar de la menuda figura, sorprendió a sus compañeros por la destreza con que se desenvolvía en senderos abruptos, cargando su fusil y una mochila con pocas pertenencias.

«Hasta hoy no me he sentido hombre. He vivido avergonzado, y arrastrando la cadena de mi patria, toda mi vida. La divina claridad del alma aligera mi cuerpo. Este reposo y bienestar explican la constancia y el júbilo con que los hombres se ofrecen al sacrificio», contó a sus compañeros de la emigración, en una carta escrita en campaña.

No era tan débil como se pensaba. Era un hombre vivo, que daba un brinco aquí y caía allá. Aguantaba como el que más y veía más que nadie. Era como si uno fuera ciego y el fuera el único que viera, relató Lagarde, al versionar el testimonio del dominicano Marcos del Rosario, amigo de Martí, quien le acompañara en los días de contienda.

Sus compañeros de lucha en la manigua no solo quedaron admirados por su fortaleza, también por su sensibilidad. Cuentan que, cuando se detenía la tropa rumbo a Dos Ríos, pasaba el tiempo en la escritura. Ponía dos o tres palabras sobre una hoja en blanco, y miraba al monte, para luego trazar otras letras en el papel.

A pesar de ser un hombre con grandes dolencias, «se mantuvo atendiendo a los heridos hasta la madrugada, trabajando incesantemente en la organización de la guerra recién nacida, y manteniendo correspondencia con el extranjero, todo en sus escasas horas de descanso», ha dicho el investigador Roberto Pérez Rivero.

El Héroe Nacional murió a orillas del río Contramaestre, entre el zumbido de los plomos del ejército español. «Los disparos dieron en el cuerpo del Maestro, la luz cenital lo bañó, soltó las bridas del corcel, y su cuerpo aflojado fue a yacer sobre la amada tierra cubana. De su revólver, atado al cuello por un cordón, no faltaba ni un cartucho», describió el profesor e historiador Rolando Rodríguez, sobre aquel 19 de mayo.

La descarga de fusiles enmudeció a la manigua. Hoy, la callada solemnidad de aquellos montes prevalece en su losa; pero en los pechos donde está Martí,  renace siempre, con la fuerza vital de la palabra bella, que puso a los hombres de rodillas por su Patria, y la acción que, ante la muerte, les hizo inclinar la frente.

Anuncio publicitario

José Martí en el camino del sol

MARTA GÓMEZ FERRALS

1705-marti2.jpg

Al mediodía del 19 de mayo de 1895, cuando el sol brillaba en medio del cielo, cayó en combate José Martí sobre el campo oriental de Dos Ríos, en los albores de la Guerra Necesaria que organizara desde el exilio, tesoneramente y con gran entrega, e iniciada en Cuba mediante los levantamientos del 24 de febrero en diversos enclaves del país, protagónicos en el este.

Murió fiel a sus convicciones políticas y principios aquel patriota que siempre miró al sol como expresión de la grandeza y fulgor del alma humana, más que como referente astronómico o geográfico.

Recurrió metafóricamente al Astro Rey cuando calificó a Simón Bolívar de hombre solar, al cantar en sus Versos sencillos “vengo del sol y al sol voy” y también dijo: “…como bueno, moriré de cara al sol”, la cita inolvidable que conmueve a los cubanos.

Su muerte intempestiva causó un inmenso dolor en sus compatriotas.

Con el rango recién otorgado de Mayor general del Ejército Libertador, el Apóstol era acompañado por las tropas del General en jefe, Máximo Gómez, experimentado y probo héroe de la campaña del 68, con quien personalmente había llegado a Cuba el 11 de abril de ese mismo año, por las escarpadas costas de Playitas de Cajobabo, en el extremo oriental.

Antes, el 25 de marzo, Martí y Gómez habían firmado en la localidad dominicana de Montecristi, el manifiesto que proclamaba las bases y principios de la guerra emancipadora, la cual debía ser rápida y eficaz para evitar males mayores y era considerada por el Maestro como continuidad del llamado Grito de Yara de la Guerra de los 10 años.

Hitos anteriores de importancia cardinal para la posterior evolución de los acontecimientos habían sido la fundación del Partido Revolucionario Cubano desde el exilio en Nueva York, el 10 de abril de 1892, con la misión de ser una fuerza motriz de la moral, la conciencia patriótica y la disposición de luchar en la contienda libertaria definitiva soñada por el Maestro.

Antes, el 14 de marzo de ese mismo año, había fundado el periódico Patria que, sin serlo con carácter oficial, devendría la voz más autorizada y convincente que la dirección del movimiento patriótico necesitaba para ganar adeptos a la causa de la libertad y para menesteres esclarecedores, organizativos, de orientación y movilización, sobre todo de la comunidad de exiliados cubanos, en su mayoría obreros tabaqueros residentes en Estados Unidos.

Como escritor, poeta, periodista e incluso diplomático en representación de dos naciones sureñas latinoamericanas, José Martí llegó a brillar en el ámbito continental por el alto calibre de su pluma y su extraordinaria cultura e inteligencia.

1705-marti.jpg
Llegado el momento, todo esto lo puso en un segundo plano –no fue un abandono ni una renuncia- para dedicarse por entero, en cuerpo y alma a la causa de la independencia, una tarea colosal que él mismo puso sobre sus hombros.
Tal propósito no solo requería los esfuerzos por captar los recursos y fondos en dineros para la organización y futuro despliegue de la contienda.

Demandaba, además, una tarea mayor: trabajar por la unidad de todos los patriotas cubanos, cuyas generaciones de mayores habían salido de una guerra lastrada por la desunión, el caudillismo y la traición, que hizo tambalear el extraordinario heroísmo de sus combatientes más honrados y connotados. Por ello, entre otros factores, considerada importante la labor ideológica del Partido Revolucionario Cubano.

Desde mediados de los años 80 del XIX fue creciendo su entrega y activismo revolucionario, su dedicación a una causa que había sido parte de su vida desde los años juveniles, a los 15 y 16 años, tan definitorios en él.

Pasó agudas privaciones económicas, enfermedades pasajeras que acentuaban su delicado estado de salud general, consecuencia de sus años de prisión política en las canteras de San Lázaro, a los 16. Viajó incansablemente a otras naciones y dentro de Estados Unidos, para dirigirse a Tampa y Cayo Hueso, donde residían humildes y entusiastas patriotas cubanos.

Contactó a los generales Antonio Maceo, Máximo Gómez y Flor Crombet, a los que se unió el también sobresaliente José Maceo y no es secreto para nadie la ardua labor que debió realizar para intentar llevar las más arraigadas convicciones de esos próceres ilustres al cauce renovador y diferente que él concebía para la nueva campaña guerrera, a fin de evitar a tiempo las frustraciones del pasado.

De modo que José Martí llegó a Dos Ríos, tras la felicidad intensa y muy personal, la dicha grande de haber llegado finalmente a la Patria para cumplir el compromiso irrenunciable de su vida.

Días antes, junto a Gómez pasó por un momento enojoso e incómodo en La Mejorana, en un encuentro con el lugarteniente general Antonio Maceo, que no desembocó en alguna ruptura o decisión de cambio de actitud ante nada, mucho menos de su responsabilidad con la guerra por él evocada. El llamado Testamento político, la célebre carta a su querido amigo mexicano Manuel Mercado la víspera de su muerte en el campo de batalla, corrobora su decisión de estar todos los días en peligro de dar su vida por la Patria. Nada había hecho flaquear a este hombre probado antes por tantos obstáculos y sacrificios.

Esa misiva tuvo el mérito excepcional de prevenir por vez primera a sus compatriotas y a los habitantes del hemisferio, sobre la voracidad y las ambiciones del imperialismo en auge, respecto a los latinoamericanos. Lleno de vida y de proyectos revolucionarios y humanistas cayó el Héroe Nacional Cubano, pero no fue en vano.

Desde la impronta de José Martí conmemoran en Las Tunas los 125 años de su caída

1905-JM_3.jpg

ESCRITO POR: DANIELLE LAURENCIO GÓMEZ

Las Tunas, 19 may (ACN) La serie documental “Martí, la palabra sea” que estrenó el Movimiento Juvenil Martiano (MJM) en Las Tunas para celebrar su aniversario 30, es hoy uno de los homenajes que se le rinde a José Martí desde las redes sociales a propósito de conmemorarse este 19 de mayo los 125 años de su caída en combate en Dos Ríos.

El material audiovisual consta de cuatro capítulos y resume el sentir de jóvenes miembros del MJM y la Sociedad Cultural José Martí en Las Tunas, lo que significa para cada uno de ellos a partir de su individualidad y de ese Maestro que les ha acompañado en la vida desde los primeros años de enseñanza.

Roynel Reyes Ávila, presidente del Movimiento en la provincia, dijo a la Agencia Cubana de Noticias que aunque la serie documental se estrenó en el 2019, año en que se celebró el aniversario 30 de la organización, el actual contexto epidemiológico con la presencia del nuevo coronavirus impone rendirle el mayor de los homenajes al Apóstol desde las plataformas digitales.

Un recorrido por el quehacer de jóvenes martianos en diferentes escenarios a través del boletín Continuadores, los clubes de oratoria, las rutas históricas y más, se reflejan en “Martí, la palabra”, una obra contada con el lenguaje de sus actuales protagonistas y en la que se muestran las más frescas ideas para no dejar morir las enseñanzas del Hombre de la Edad de Oro.

Reyes Ávila se refirió además al reto que el MJM en Las Tunas convocó desde el perfil Conectados con la Historia y en el que se invita a publicar “Una foto para Martí”, y que el objetivo es inundar las redes sociales este 19 de mayo con las etiquetas #José Martí, #NuestroMayorOrgullo y #MartianosHoy.

A expresar cuál es el Martí que cada cual posee desde la espontaneidad y la creatividad, ya sea mediante fotos que se tienen guardadas o en los momentos que imponen las actuales circunstancias en el enfrentamiento a la COVID-19, exhortó.

Las Tunas es una ciudad que rinde eterno homenaje al Apóstol con la presencia de la Plaza Martiana en el corazón de la urbe, una obra diseñada por el arquitecto Domingo Alás Rosell y que permite que cada 19 de mayo los rayos del sol se reflejen en una mascarillas de bronce de José Martí de la autoría de la escultora Rita Longa.

A nuestros enemigos les resulta insufrible que el Apóstol siga siendo nuestro contemporáneo

José Martí

La Habana, 19 may (ACN) A nuestros enemigos les resulta insufrible que el Apóstol siga siendo nuestro contemporáneo, la firmeza de ese símbolo radiante, insobornable, tiene que lastimarlos día a día, con cada derrota, afirmó el intelectual cubano Abel Prieto Jiménez, presidente de la Casa de las Américas, al cumplirse hoy 125 años de la caída en combate de José Martí.

De ahí que los laboratorios yanquis para la subversión financiaran una maniobra para ultrajar varios bustos de Martí. La repulsa popular fue unánime, señaló en un texto publicado hoy en el sitio web de la Presidencia.

Recordó que en la madrugada del 30 de abril, la embajada de Cuba en Washington sufrió un atentado terrorista, y la estatua de Martí situada a la entrada de la Misión, obra de José Villa, fue alcanzada por los disparos.

“Nuestro canciller Bruno Rodríguez Parrilla presentó pruebas de los vínculos que mantenía el agresor con individuos y grupos violentos de origen cubano, con políticos estadounidenses asociados al discurso más duro de instigación al odio y a las campañas difamatorias contra Cuba y con los autores de actos de profanación contra los bustos o esculturas de José Martí que se produjeron para ofensa de nuestra nación hace algunos meses”.

Es muestra, como diría Martí, “del odio del que envidia una superioridad de espíritu y una largueza de corazón que no posee”.

Destacó que en su denuncia, el canciller cubano recordó “la participación de funcionarios del Gobierno de los EE.UU. en las acciones violentas que se produjeron contra los colaboradores de la salud cubanos en Bolivia durante el reciente golpe de Estado”.

No por azar las turbas fascistas, en Santa Cruz de la Sierra, por los días del golpe, desfiguraron con pintura negra un mural cerámico con la imagen de Martí realizada por el valioso artista plástico boliviano Lorgio Vaca, dijo.

“Es como si el Imperio y sus servidores, desde su bajeza ilimitada, quisieran matar nuevamente al Apóstol, a 125 años de la tragedia de Dos Ríos”, aseveró Prieto Jiménez.

El Apóstol advirtió qué eran en verdad las campañas electorales en Estados Unidos y qué papel desempeñaban los medios al servicio de políticos y corporaciones, denunció cómo la prensa sensacionalista preparaba el terreno para promover la cólera burguesa contra los anarquistas de Chicago en medio del amañado proceso judicial que se les hizo, supo que no actuaba en ese caso la Justicia; sino la represión brutal, vengativa, que aspiraba a aterrorizar a los explotados para que bajaran definitivamente la cerviz, sentenció.

A decir del intelectual cubano, “la vigencia de aquel que cayó en Dos Ríos hace 125 años es enorme. Está hoy en la resistencia cotidiana de nuestro pueblo; en la batalla contra la mentira, el bloqueo, la pandemia; en la medicina y la ciencia cubanas y sus lecciones de solidaridad dentro y fuera de la Isla.”

“Necesitamos de él, de su instinto anticolonial siempre alerta, de su palabra, de su sentido ético”, expresó, a la vez que sentenció que “por fortuna, nos sigue acompañando en medio de la batalla de Cuba contra todos los virus, contra el odio, contra voceros imperiales y neoanexionistas, contra el neofascismo”.

Artículos relacionados:

Desde la impronta de José Martí conmemoran en Las Tunas los 125 años de su caída

José Martí en el camino del sol

Tributo de todos a José Martí, a 125 años de su caída en combate

TRIBUTO A JOSE MARTI

Autor: MARÍA ELENA ÁLVAREZ PONCE

La Habana, 19 may (ACN) Un tuitazo por José Martí y las tantas razones para amarlo, pensarlo y preservar su legado, estremecerá hoy el ciberespacio, como ofrenda de los “pinos nuevos” de la Revolución y todo el pueblo de Cuba al más universal de los hijos de esta tierra, en el aniversario 125 de su ascenso a la inmortalidad.

A las 10 de la mañana comenzará este asalto de amor, al que están invitados a sumarse cuantos comparten los ideales y valores del Maestro y anhelan para Cuba, Nuestra América y el mundo ese porvenir mejor que concibió y supo posible, al que consagró su vida y por el cual cayó en combate en Dos Ríos, el 19 de mayo de 1895.

#MartianosHoy y #MartiVive serán las etiquetas y, durante la jornada, los internautas podrán seguir las cuentas líderes de la Unión de Jóvenes Comunistas y el Movimiento Juvenil Martiano (MJM) en Twitter y “colgar” mensajes, reflexiones y comentarios, al igual que frases, versos y otros textos del Héroe Nacional y Apóstol de la independencia de Cuba.

Ambos hashtag sintetizan el propósito de esta acción, pensada como oportunidad para honrar a Martí y, sobre todo, para sentirlo, saberlo y asumirlo presente y multiplicado en las batallas de hoy, expresó a la ACN Yusuam Palacios Ortega, presidente del MJM.

Aquí y ahora está, más que nunca, en y con nosotros, y el llamado del Presidente Miguel Díaz-Canel a pensar y actuar como país es, ni más ni menos, a pensar y obrar martianamente, que es lo que están haciendo las legiones de cubanos y, en especial, de jóvenes que combaten denodadamente la COVID-19, significó.

Hacer cada quien -y bien- la parte que le toca, para entre todos ganar esta batalla por la vida, constituye en este instante crucial el mejor homenaje a ese hombre inmenso, extraordinario, que nos sigue convocando y guiando y cuyas ideas y ejemplo son la piedra angular de la resistencia del pueblo de Cuba y su coraza, enfatizó.

No habrá en esta ocasión matutinos especiales, veladas, rutas históricas, acampadas ni masivos actos, porque la pandemia obliga al distanciamiento social, pero, aunque en composición reducida, a Dos Ríos y Santa Ifigenia llegará el tributo agradecido de millones, puntualizó el también director del Museo Fragua Martiana.

De todas las maneras posibles será honrado hoy, desde el trabajo creador y, especialmente desde ese escenario lógico, natural, dadas las circunstancias, que es el ciberespacio, tal como ha venido sucediendo en días recientes, manifestó.

La Asociación Hermanos Saíz, por ejemplo, convirtió la víspera su espacio Dialogar, dialogar en un forodebate online sobre Martí y los desafíos del presente, y el portal del arte joven recién ha publicado un dossier con textos que destacan la valía, pertinencia y actualidad de su pensamiento ético, humanista y antimperialista.

En Facebook y otras redes sociales fue lanzado el reto de completar con palabras o imágenes la idea En tiempos de COVID-19 ser martiano significa… y esos espacios también están siendo usados para compartir versos y fragmentos de obras de José Martí.

Por su parte, a este homenaje de todos los niños aportan dibujos, cartas, canciones, poemas, mensajes y hasta videos en los que representan escenas y personajes de la revista La Edad de Oro.

Palacios Ortega sumó a lo anterior el quehacer de instituciones como el Centro de Estudios Martianos, que en su portal oficial http://www.josemarti.cu ha colocado audiovisuales y mantiene disponibles para su descarga gratuita más de 30 títulos, así como también los 29 tomos de la Edición Crítica de las Obras Completas de Martí.

No hay ni habrá ofrenda pequeña, en todas alienta una infinita pasión por Cuba y por ese ser humano terriblemente puro -al decir de la chilena Gabriela Mistral- , como también el compromiso de no fallarle jamás a la Revolución ni dejar morir al Apóstol, concluyó.

Nuevo parque ecológico “Las Madres” en San Rafael del Norte

La certificación lo acredita como sitio de interés para la protección, conservación y uso sostenible de los recursos de nuestra flora y fauna

parque-ecologico

El Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales (Marena) declaró como parque ecológico departamental al parque natural «Las Madres», en el municipio San Rafael del Norte, departamento de Jinotega.

René Castellón, director nacional de biodiversidad del Marena, indicó que esta «es parte de una estrategia que se desarrolla en todo el país en colaboración con los diferentes gobiernos municipales”.

La certificación acredita al Parque Las Madres como sitio de interés para la protección, conservación y uso sostenible de los recursos de nuestra flora y fauna.

«El Parque Las Madres es un destino para muchos turistas nacionales y extranjeros. Este sitio antes era un simple potrero, pero con el tiempo y gracias a la ardua labor de muchos muchachos que sembraron una gran variedad de plantas hoy es muy bonito», manifestó Norma Herrera, alcaldesa de San Rafael del Norte.

Carlos Castro, miembro del Movimiento Ambientalista Guardabarranco, manifestó que es importante crear estos espacios para la familia.

El medioambiente es vida y no nos queda más que estar contentos de que este atractivo turístico fuese declarado parque ecológico», destacó.

Asimismo, las autoridades hicieron un llamado a toda la población a sumar esfuerzos para el cuidado y protección no solo de este parque, sino de todo el medioambiente.